Me escribe el huerto

A mi abuelo Candido, el huerto le escribía también cuando pasaban más de tres días si ir “a dar vuelta”.

Una semana llevaba yo sin ir entre ocupaciones laborales, viajes y chaparrones. Y ya tenía mono de huerto. Menos mal que ha estado el encargado dando la vuelta y haciendo la lista de tareas pendientes y entrecavando la hierba.

Entre el campo que me escribe y mi padre que me lleva la cuenta de “pendientes” no tengo escapatoria. En este junio no paso los exámenes finales de junio con buena nota y tendré que presentarme a las recuperaciones.

Eso sí, en el hortal tomateras, calabacines y pimentoneras llevan los deberes al día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s